Tips para tener éxito en una estrategia comunicacional

Los seres humanos tenemos necesidades psicológicas y físicas, como bien lo explica  Abraham Maslow en su pirámide de las necesidades; el deseo de realizarnos personal y profesionalmente, es la cima de la pirámide. Para llegar al éxito en cualquiera que sea nuestro propósito, debemos relacionarnos con las personas que tenemos en nuestro entorno, de allí, la clave para triunfar.

Los seres humanos tenemos necesidades psicológicas y físicas, como bien lo explica  Abraham Maslow en su pirámide de las necesidades; el deseo de realizarnos personal y profesionalmente, es la cima de la pirámide. Para llegar al éxito en cualquiera que sea nuestro propósito, debemos relacionarnos con las personas que tenemos en nuestro entorno, de allí, la clave para triunfar.

Hoy en día, tenemos muchos elementos a nuestro favor para mantenernos comunicados y relacionarnos interpersonalmente. La tecnología, por ejemplo, es una de las principales herramientas que utilizamos a la hora de comunicarnos, de mantenernos informados y de crear una estrategia comunicacional.

Se entiende como estrategia comunicacional a las acciones planificadas que se realizan en una organización a partir de ciertos intereses y necesidades. Esta acción comunicativa debe tener un proceso de tácticas a seguir para de este modo garantizar la eficacia y lograr el objetivo requerido.

Y, ¿cuál es el objetivo? Crear mediante la estrategia comunicacional la imagen atractiva de una organización, servicio o producto, que logre posicionarse en los diferentes modelos de mercados

Para que una estrategia comunicacional tenga éxito, debemos seguir 8 pasos:

  1. Analizar la situación actual: debe reflejar lo que hace la organización, sus principales funciones y donde desarrolla su actividad. Es recomendable tomar en cuenta los factores políticos, económicos, sociales y tecnológicos así como también hacer un análisis de las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas en la que se encuentre expuesta la organización.
  2. Identificar los objetivos organizacionales y de comunicación: los objetivos de comunicación deben ayudar a alcanzar los objetivos generales de la organización. Para lograr dichos objetivos, se definen líneas de actuación sobre una base de relaciones entre la organización, sus acciones, el entorno y los resultados obtenidos para estructurar y guiar la estrategia a seguir desde los diferentes niveles de la organización.
  3. Identificar públicos objetivos: se refiere a identificar el público al que va a ser dirigido el mensaje.
  4. Definir el marco estratégico: el cual nos ayuda a alcanzar los objetivos globales de la organización, participa de manera efectiva con las partes interesadas, expone y exhibe el éxito de nuestro trabajo, asegura que las personas entiendan lo que hacemos además de cambiar el comportamiento y las percepciones de los usuarios.
  5. Crear el mensaje: Una vez cumplidos los pasos anteriores se crea el mensaje, dicho mensaje debe ser relevante para cada público.
  6. Canales de comunicación: Identificar los canales adecuados a utilizar dependiendo del público al que se va a dirigir.
  7. Programación: Con el público objetivo  y canales clave identificados, el siguiente paso es elaborar un cuadro que indique las acciones a realizar, el presupuesto y los recursos asignados.
  8. Medir y evaluar: la estrategia comunicacional debe terminar con una evaluación del objetivo para determinar si los mismos fueron logrados.

En conclusión, la comunicación estratégica es un componente trascendental a la hora de alcanzar el éxito en los negocios y crear valor en las organizaciones. La meta es aprovechar los recursos comunicativos, internos y externos de la organización, para alcanzar los objetivos estratégicos propuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *